jueves, 19 de abril de 2012

El curioso incidente del perro a medianoche: un enfoque diferente del autismo



 «(…), porque todo el mundo tiene dificultades de aprendizaje, porque aprender a hablar francés o entender la relatividad es difícil. Y todo el mundo tiene necesidades especiales, como Padre, que tiene que llevar siempre encima una cajita de pastillas de edulcorante artificial que echa al café para no engordar, o la Señora Peters que lleva en el oído un aparato de color beige para oír mejor, o Siobhan, que lleva unas gafas tan gruesas que si te las pones te dan dolor de cabeza (…)». Así explica Chirtopher, un chico de 15 años con síndrome de Asperger, lo que él siente cuando le clasifican de especial. La  novela de Mark Haddon El curioso incidente del perro a medianoche, va más allá de un simple entretenimiento para sumergirnos en una realidad diferente que se desarrolla en paralelo a la nuestra y que en ocasiones colisionan. Es el mundo de los niños con trastornos autistas.
Haddon, partiendo de su experiencia en el trabajo con niños con necesidades especiales, llegó hasta la novela. El resultado de esta fusión entre experiencia real y capacidad de ficción es el entrañable personaje de Christopher. Sus singularidades, su amor por los números y sus dificultades de comunicación nos hacen amarlo sin condiciones. Una noche descubre el caniche de su vecina, muerto,  atravesado por dos horquillas de jardín. Cristopher decide investigar el caso y en su camino se verá obligado a tomar decisiones y llevar a cabo acciones que nunca antes hubiera osado. También hará descubrimientos de su propia familia que cambiarán su vida por completo. Nosotros le acompañamos en esta aventura, que tiene mucho de recorrido interior, y aguardamos expectantes el final. La novela se lee de un tirón.
En los últimos 10 años han nacido cerca de 4.000 niños autistas en Madrid. En toda España se calcula que hay 250.000 afectados por este trastorno. Por el momento no existe ninguna cura para esta enfermedad, que sigue siendo desconocida. Sin embargo, algunas películas y libros han colaborado para dar a conocer a estos niños diferentes con mayor o menor acierto.
Así, recientemente la Fox ha estrenado la serie Touch, que protagoniza Kiefer Sutherland,  y que trata de un padre periodista que tras perder a su esposa en los atentados del 11 de septiembre, tiene que hacerse cargo de su hijo autista. El niño tiene talentos sobrenaturales y es capaz de ver el futuro y las conexiones invisibles entre las personas. La serie es muy entretenida, a mi me ha cautivado, sin embargo ha recibido las críticas de los expertos por atribuir poderes sobrehumanos a los autistas. Algo totalmente irreal.
Un libro y una serie que plantean dos caras de una misma moneda: el autismo. Leer, ver y juzgar... y contarme qué opináis.