martes, 4 de diciembre de 2012

"Una temporada para silbar" de Ivan Doig‏

Remitida por Pucho Méndez
Desde el principio, esta gran novela, me recordó, por el aroma, por las vivencias rurales, por las escuelas, por todo aquello que significa vivir en la helada y solitaria campiña, a la también buenísima novela de Jetta Carletón “Cuatro Hermanas”. No es que los argumentos se asemejen, salvo la vida al aire libre y las relaciones fraternales, pero en ambas encontramos esa atmósfera de libertad, sencillez , y trato directo que te cautiva y emociona.
En esta novela tenemos todo lo que un universo rural encierra, con sus afectos y maledicencias, y al que por sorpresa veremos alterado con la llegada de dos hermanos (hermano y hermana) desde el mas cosmopolita mundo de la gran ciudad.a partir de aquí todas son situaciones interesantes e inesperadas y en ningún momento decae el interés y el placer de la lectura.
El final es tan inesperado como bien resuelto,y nos deja un regusto agradable y una de las máximas que guían mis pasos: Los secretos, son eso secretos y no debemos desvelarlos ya que normalmente eso produce consecuencias desastrosas para los inocentes. Resumiendo un auténtico placer disfrutar de esta lectura.