lunes, 3 de septiembre de 2012

Inés y la alegría: una buena idea que no cuaja

Tópica y típica, aunque fácil de leer. Me asombra que algunos hayan comparado esta novela de Almudema Grandes con los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós. Las comparaciones son odiosas y algunas, además, osadas.
La novela entrelaza de forma amena la vida de varias mujeres republicanas que se ven obligadas a huir a Francia y a rehacer sus vidas. El trasfondo político e histórico aporta un plus de interés a esta obra de destinos cruzados que de otra manera no dejaría de ser una simple novelita de la guerra civil. Insiste la autora, como en otras de sus novelas, en ese personaje de niña bien de familia facha que se hace republicana de corazón. Un personaje un poco increíble y que resta verosimilitud  al relato. Acierta sin embargo, en la descripción de La Pasionaria: una mujer que se hace cercana y más comprensible. Da pena que no se haya profundizado más en la trayectoria vital de esta, que parece bastante más atractiva que algunos de los personajes centrales de la obra.
Lo mejor: la parte histórica. Yo no sabía nada de la invasión del Valle de Arán, (un intento del establecer un gobierno republicano en el valle de Arán mediante un ataque de un grupo de guerrilleros españoles) y encontré está parte muy interesante y bien documentada. Lo peor: los personajes. Almudena Grandes no supera la división buenos y malos.Por ejemplo, ese militar facha que acosa a Inés en la casa de su hermano es absurdo. Esperaba más de esta novela. Tardaré en leer otra de Almudena Grandes. Se lee, pero sin alegría. :)