martes, 30 de octubre de 2012

La luz en casa de los demás: ¿ una historia luminosa o que sobra?

LUMINOSA por Elena Méndez

Y en estos tiempos en los que todo es oscuro e incierto leer algo ingenuo y luminoso merece la pena. Chiara Gamberale nos regala en La luz en casa de los demás una historia sencilla y plagada de ternura en la que lo de menos es lo que pasa sino lo que se siente. Una niña huérfana adoptada por una comunidad de vecinos entre los que se encuentra oculto su padre. Unos vecinos que representan a las distintas familias que hoy forman nuestra sociedad: la soltera, la pareja de hecho sin niños, la pareja con niño en la que ella es el cabeza de familia, la pareja de homosexuales y la familia tradicional. Un paseo por las distintas formas de convivencia que la niña irá descubriendo para nosotros con sus ventajas e inconvenientes desde su visión infantil, al principio, y más madura al final. A mí me ha recordado un poco a Amelie: es un mundo diferente.
A veces envidiamos la luz en casa de los demás pero no tenemos valor darle a nuestro interruptor. Esta pequeña novela nos invita a valorar lo que tenemos. No es una obra maestra, desde luego, pero a mi me ha dado un momento feliz: creo que no es poco... a ver si también te lo da a ti.
Enciende la luz!!

QUE SOBRA
Por Pucho Méndez

 No comparto la benévola opinión de Elena que considera esta novela alegre fresca y entretenida. A mi me pasa,con las novelas que me aburren, que estoy constantemente comprobando lo que me falta para terminarla,y en este caso debí de hacerlo mas de cien veces.Tanto la prosa normal, como la parte poética (infumable), no me aportaron nada de interés, quizá es porque lo de los niños me resulta un auténtico plomazo, y aún encima el novio (al cual no quiere, ya que quiere a otro) resulta ser un impresentable trapichero.Como fin de fiesta aparece un tal “mundoperro” que te hace pensar que el único personaje salvable, que era la madre de la niña, resulta ser otra petarda. Puede ser que leer a una chica adolescente en boca de otra que ya no lo es resulte mal. Resumiendo esta novela sobra. 


¿Y vosotros qué decís?