martes, 9 de abril de 2013

Una reina en el estrado de Hilary Mantel


Remitido por Pucho Méndez

He de confesar, que  la novelización de personajes o hechos históricos, si se realizan con rigor y precisión, constituyen un trabajo muy interesante, tanto en el aspecto histórico de los hechos  como en la aportación de las partes noveladas que nos dan una idea de cómo debieron ser aquellas conversaciones, desplantes y actitudes de los diversos personajes. Digo esto, debido al agradable descubrimiento de esta novela de Hilary Mantel. que me ha causado una gran satisfacción tanto por su magnífica calidad literaria como por su capacidad de transportarme a una época y a unos hechos que he vivido completamente sumergido y profundamente cautivado.
La novela, como  dice la autora , no es ni sobre Enrique  VIII ni sobre Ana Bolena, aunque  ambos son grandes  personajes de la misma, la  novela gravita sobre el intrigante, inteligente y director, en la sombra, de  toda la corte de los Tudor, el gran Secretario del Rey, primer magistrado de la cámara de los Lores y delegado del rey como cabeza  de la iglesia de Inglaterra. El Barón Thomas Cromwell.
La autora  nos conduce a través del  pensamiento de  Cromwell. por todos los vericuetos de la intriga, la sospecha y a fin de cuentas la consecución de la voluntad regia, siempre voluble y caprichosa. El rey, que ya  tiene a Catalina de Aragón enclaustrada y repudiada, provocando con ello el cisma de la iglesia de  Roma , quiere a toda costa deshacerse de su actual esposa, Ana Bolena, y es aquí donde surge el auténtico  Cromwell capaz, con la palabra, de eliminar a los Bolena y otros cortesanos que cometieron el error de disfrutar de la Bolena.
La novela destaca por su gran tratamiento de los personajes, y sobre todos. un gran  Cromwell que brilla con luz propia. El mérito radica , en que cuanto más avanzas en la lectura más participas y te emocionas hasta considerarte parte del entramado. Buena novela y gran novelista.